DiatoEnergia/ noviembre 5, 2018/ Fotovoltaica/ 0 comentarios

Fuente:lavanguardia.com
Lorena Farrás Pérez
domingo, 4 de noviembre de 2018

Se abre un nuevo panorama para el autoconsumo de electricidad en España

Los cambios legislativos simplifican los trámites, el consumo compartido y la comercialización de energía a la red

La instalación de paneles solares ya no precisa de ninguna tramitación especial

En el ámbito energético, uno de los cambios legislativos más aplaudidos del gobierno de Pedro Sánchez es la eliminación del impuesto al sol. Sin embargo, “este peaje no era más que una barrera psicológica puesto que sólo afectaba a las grandes instalaciones fotovoltaicas, de más de 10 kw”, señala Manel Torrent, director de l’Institut Català d’Energia (Icaen). “El problema de verdad eran las demás trabas administrativas para el autoconsumo de electricidad y que ahora también han sido eliminadas”, asegura José Donoso, director general de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF).

“Se ha simplificado la tramitación. Hasta la fecha los trámites podían ser de entre seis y nueve meses, cuando en otros países tardaban sólo una semana. Ahora los pequeños proyectos, por debajo de los 35 kilovatios, ya no precisan de ninguna tramitación especial”, explica Donoso. También es mucho más fácil vender la electricidad sobrante a la red. Los autoconsumidores tenían que darse de alta en el registro de productores con los mismos requisitos que cualquier otro gran productor. “Si poseían menos de 10 kilowatios, no cobraban por la electricidad vertida a la red y si tenían más, debían emitir una factura; ahora, en cambio, los autoconsumidores que vendan sus excedentes de electricidad cobrarán en forma de descuentos en la factura eléctrica”, añade el presidente de la UNEF.

También se ha desbloqueado el autoconsumo compartido, es decir, la instalación –por poner un ejemplo- de paneles solares en la azotea de un edificio para que puedan beneficiarse el conjunto de los vecinos del inmueble y no sólo para los consumos eléctricos comunes, como hasta ahora. La antigua normativa “sólo permitía el autoconsumo para los gastos comunes, como el ascensor o la escalera”, aclara Donoso. “El titular de la instalación fotovoltaica y el titular del consumo de electricidad debían de ser el mismo”, añade Torrent. “Este cambio abre la puerta a que una empresa privada instale paneles fotovoltaicos y venda la energía a los vecinos”, señala el director del Icaen.

Estamos a las puertas de un nuevo panorama en el que renace el autoconsumo de electricidad. El nuevo marco normativo junto a la constante evolución de la tecnología puede llevar a que estas instalaciones reduzcan aún más sus costes. De entrada, Donoso destaca que quienes decidan optar por la fotovoltaica “van a pagar menos en concepto de papeleo”. Todo ello contribuirá a alcanzar el objetivo de Catalunya de que en el año 2030 la mitad de la electricidad sea generada por fuentes renovables.

En beneficio común

El autoconsumo contribuye a que disminuya el precio de la electricidad para el conjunto de los ciudadanos

Además de contribuir a la preservación del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático, la instalación de paneles fotovoltaicos es una inversión rentable desde el punto de vista económico gracias a los avances tecnológicos de los últimos años. Pero el autoconsumo no sólo beneficia al bolsillo del propietario/a de la instalación, sino que “contribuye a hacer descender el precio de mercado de la electricidad, en beneficios de todos los ciudadanos”, asegura Donoso.

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.